Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Entradas más populares de la semana

Buscar

Una tarde de domingo

Una tarde de domingo

Por el 18 de octubre de 2015 en Apuntes con No comentarios

Como cualquier domingo e igual que algunos otros, las tareas caseras me ocuparon una gran parte del día, ya que mañana lunes lo dedicaré a actividades diferentes.

Una tarde más me encuentro sentada ante el ordenador y  acompañada por mi pequeña taza de café, me gusta el café que preparo, de hecho, cada vez tomo menos en la calle, ya que éste es el que mejor me sabe. Ya sé, una tontería de las que se van creando según nos vamos haciendo mayores.

Al igual que el placer que estoy sintiendo ahora mismo viendo llover. ¿No os pasa a vosotros? Que a veces podéis sentiros super bien aunque el sol brille por su ausencia.

Es verdad que desde mi casa se ve poca gente pasar, pero una tarde como hoy ni un alma puedo divisar a más que mire, salvo el sonido más o menos cercano del motor de algún coche. Ni una voz más alta que otra y ni siquiera el sonido de un animal, nada rompe el soniquete constante de esa lluvia que se ha adueñado de nuestro fin de semana.

Un silencio que sin existir lo llena todo, regalándome sobre una base de grises una paz extraordinaria; lo cierto, es que me resultaría difícil sentirme infeliz en un momento como éste; aunque al igual que vosotros, sé que la felicidad del momento vive dentro de cada uno, al margen de los colores que nos rodeen.

Ilyon duerme apaciblemente su siesta como cada tarde, luego, al despertar lleno de energía, ya se encargará de hacernos ver, que aún, a pesar  de sus años y sus limitaciones está apto para seguir viviendo, y por otro lado, Lua ha decidido que este domingo en blanco y negro con solo algo de color y pasado por agua, lo prefiere pasar en cualquiera de los muchos rincones confortables que nuestra casa, que es la suya, le ofrece.

En  fin, una tarde de domingo genial de las que no hay demasiadas, y de la que os he querido hacer partícipe con unas ligeras pinceladas.

Share on Facebook18Share on Google+207Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir