Buscar

Una chispa de libertad

Una chispa de libertad

Por el 26 de abril de 2015 en Apuntes con 1 Comentario

La libertad es un derecho inherente al ser humano, aunque no siempre se disfruta; de ahí que en algunas ocasiones se sueñe, y en otras se exija.

Por ella luchan los países, crecen los niños, se educan a los jóvenes, se justifican acciones, para ellas se crearon unas leyes y se abolieron otras. En su nombre se escriben versos, se cantan canciones y se unen pueblos.

Pero hoy, paradójicamente he llegado a una reflexión, que a su vez me arrastró a una realidad, ni el hombre ni la mujer somos libres, iluso aquel que lo crea.

No puedes elegir donde nacerás, ni el útero que ha de albergarte, ni mucho menos de quien será el esperma que te fecundará, a partir de aquí eres todo una mera casualidad, tu físico, tu salud y tu forma de ser serán en gran medida un producto del azar.

No podrás escoger ni el colegio donde aprenderás a leer, y normalmente abrazarás la religión, que esos padres que la vida te impuso, te presenten como tuya.

Crecerás bajo el yugo de los prejuicios y de las costumbres de esa sociedad en la que tampoco elegiste nacer, ni vivir, ni crecer, y así, según se amontonen los años y vaya pasando tu vida tendrás que reconocer que fuiste un capricho de la naturaleza, ella te creó a su puro antojo.

Pero la grandeza del ser humano es alzarse ante esa realidad, y dejando al margen las casualidades impuestas, nombrarse el dueño de su vida y de sus decisiones y por supuesto de su destino, aunque para ello tenga que desbaratar esquemas y romper cadenas y costumbres, echando mano de esa chispa de libertad que siempre le quedará.

 

Share on Facebook7Share on Google+0Tweet about this on Twitter

1 comentario

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

Sitos que enlazan con este artículo

  1. La Libertad : Entre Dos Líneas | 11 de enero de 2017

    Publica un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir