Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Entradas más populares de la semana

Buscar

Un perro no es un juguete

Un perro no es un juguete

Por el 30 de mayo de 2016 en Apuntes con 6 Comentarios

Un perro no es un juguete, es un ser vivo con sentimientos y necesidades, no te dejes llevar por la ternura a raudales que rebosa su mirada cuando es pequeñito porque cuando te quieras dar cuenta, y eso pasará dentro de muy poco, habrá crecido y ya no será el cachorro blandito con olor a pan tostado que es ahora.

Recuerda que todas esas monerías que hoy te hacen reír se convertirán en travesuras que provocarán tu enfado, un enfado que quizá no te permita ver que puede ser que lo estés mal educandoo o simplemente que no lo estés educando, ya sea por falta de tiempo, ignorancia o comodidad.

Él necesitará desde el minuto uno salir a la calle, jugar al aire libre y pasear, todo esto es realmente importante para su equilibrio físico y mental; ten en cuenta que ni el frío, ni el calor o la lluvia serán obstáculos, ya que siempre estará dispuesto a salir. Y tú has de estarlo también, porque has de comprender desde ahora mismo que pasear para él, no solo es un placer si no una necesidad y que para ti ha de ser una obligación, un sí o sí, algo que no podrás dejar para mañana.

¿Te ves capaz de renunciar a esa reunión con amigos para ir a estar con él, que lleva todo el día solo? Y cuando te vayas de viaje ¿ te lo podrás llevar, o dónde y con quién lo dejarás?

Es importante que te hagas estas preguntas, y sobre todo que te las respondas con sinceridad.

Por otro lado, piensa en los gastos que te supondrá desde el primer día que llegue a casa hasta el último, vacunas, comida, enfermedades…

Siento ponértelo difícil, pero ellos son mi debilidad, los conozco bien y los quiero. Me gustaría que nadie les hiciera daño, y por supuesto concienciar para que no sean abandonados.

Tener un perro es una opción, nadie te culpará por no tenerlo, pero si lo haces hazlo responsablemente.

Al leer todo esto te parecerá que exagero, pues no lo hago, al contrario, me quedo corta al no hablarte de la vejez, esa que le llegará a tu perro a partir de los ocho o nueve años; entonces, ese amigo que será en lo que se habrá convertido para ti a lo largo de los años, que te ha acompañado en las muchas horas de soledad, que sabrá de ti más que cualquiera, porque siempre estuvo ahí observándote y dispuesto a hacerte sonreír, ese que nunca renunció a tu compañía, ahora necesita de tu tiempo y de tu cariño más que nunca.

Como ves un perro no es un juguete, no juegues con él.

Un perro es una vida, no lo regales, piénsatelo mucho antes de llevarlo a casa, porque es para siempre, y por muy duro que te parezca te diré que tu podrás abandonarlo pero él nunca lo hará, te esperará mientras le quede un soplo de vida, y por supuesto te llevará eternamente en su corazón.

No olvides que para tener un juguete puedes adquirir un perrito a pilas, ellos hacen de todo.

Pero si por fin te decides por uno de verdad, y además eres padre o madre, sé capaz de educar a tu hijo en la responsabilidad hacia él, así lo estarás iniciando en el camino de la generosidad, a la par, que estarás ayudando a crear para el día de mañana, no solo una buena persona si no una persona buena.

 

Share on Facebook0Share on Google+18Tweet about this on Twitter

6 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Muy buenas reflexiones. Una mascota es alguien más de la familia. Yo no la tengo porque apenas puedo conmigo.

  2. Muy bueno y completo tu artículo. Como bien decís, tener un perro requiere esfuerzo y mucha dedicación, pero a cambio se obtiene un amor incondicional y leal. Desde que llegan a nuestro hogar se convienten en un integrante más de la familia y cambian nuestras vidas para siempre. Lamentablemente vivimos en una sociedad en la que todo es desechable, por eso es importante concientizar a las personas de que los animales no son objetos, que tienen sentimientos y que todo ser tiene derecho a llevar una vida plena, rodeado de amor y felicidad.

  3. Totalmente de acuerdo, un perro, cualquier animal no es un juguete, se convierten en un miembro más de la familia. Dan mucho amor.
    Un saludo

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir