Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Buscar

Siempre y nunca

Siempre y nunca

Por el 5 de abril de 2015 en Apuntes con No comentarios

Siempre y nunca, dos palabras que tomadas al pie de la letra son demasiado definitivas y determinantes; incluso podrían llegar a comprometernos.

Si las usas literalmente y con todo su significado atente a las consecuencias, porque tras ellas no hay marcha atrás.

Estos dos cortos adverbios de tiempo son en el uso excesivamente largos  y desmesuradamente concluyentes, no dándote la oportunidad de arrepentirte.

Curiosamente, no existen dos antónimos tan sumamente iguales en su significado, y a la vez tan perfectamente contrarios, convirtiéndote ambos en exagerado y atrevido cuando los utilizas alegremente, porque cualquiera de los dos indica demasiado tiempo.

Siempre, un largo presente y nunca, un infinito futuro.

Decir siempre es dilatar un instante, y pronunciar nunca alargar un momento; pero ambos pueden convertir a la vida en una gran promesa rota o en una continua amenaza, ya que los dos adverbios son difíciles de cumplir.

Siempre diré la verdad, nunca he de volver, siempre te he de odiar y nunca te perdonaré…

Demasiado tiempo para todo.

Share on Facebook0Share on Google+7Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir