Entradas más populares de la semana

Buscar

Masterchef

Masterchef

Por el 23 de mayo de 2017 en Apuntes con 2 Comentarios

Masterchef es un concurso, y en casa nos gustan los concursos, ya que nos entretienen, nos divierten e incluso aprendemos algunas cosillas.

Pero como a menudo pasa hoy en día, los guionistas buscando la máxima audiencia echan mano de la polémica entre concursantes para mantener la atención de los espectadores.

En el caso de Masterchef lo intentan arrastrando a los concursantes al límite de sus fuerzas y de sus posibilidades, jugando con las ansias de hacerse un hueco en este mundo de los fogones, limitándoles el tiempo a lo máximo para poner mas emoción al asunto, e incluso pidiéndoles imposibles.

Unos sufridos participantes que lo único que deberían de hacer es no presentarse a concursos en los que uno de los principales objetivo es hacerles perder la autoestima, o al menos intentarlo.

Soy consciente de que lógicamente todos deben de saber a qué van, aunque creo que eso no es razón suficiente para que esos cocineros que dirigen el programa y que creen saberlo todo, pisoteen una y otra vez la dignidad de los competidores sin ningún tipo de miramiento, coaccionando sus conductas con palabras y frases, a menudo hirientes.

El pasado domingo 21 de mayo la concursante Miri, una chica, joven, impetuosa y temperamental hizo algo que les molestó y fue regalarle la inmunidad a quien le dio la gana, un hecho que le valió los reproches de Jordi, ese cocinero que estoy casi segura que su papel consiste en herir susceptibilidades, pero que a mi forma de ver, es un papel que debería de tomarse un poco menos a pecho.

Jordi la culpó de la expulsión del banderillero José María intentando crear en ella un sentimiento de culpabilidad, algo que seguramente logró, teniendo en cuenta la juventud e ingenuidad de ella.

Una actitud que me pareció muy injusta por parte del chef, ya que el concursante expulsado no tuvo una buena noche, y quizá se mereciera irse.

De todas formas, si lo que querían era justicia que hubieran sido ellos los que tomaran las decisiones, pero claro, como lo que buscan es generar controversia, discusiones y malos rollos, pues este es el camino.

Yo sé que dedicándoles unos minutos les estoy haciendo el juego, pero por una vez he tenido la necesidad de dar mi opinión sobre estos buscadores de público y sobre esos a quienes no les importa engullirse el orgullo, aunque con ello puedan atragantarse.

Share on Facebook7Share on Google+1Tweet about this on Twitter

2 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. María dice:

    Yo también lo veo. Y creo que tienes razón en eso y en la importancia que se le da a si existe una relación entre concursantes. Siempre buscan que se peleen entre ellos y que intenten competir. Que feliciten a una concursante por ser mala compañera y rastrera tampoco me parece justo. Se puede competir, pero siempre de manera sana.
    En fin, pero sabemos que es un concurso y la audiencia es la que manda. Habrá que pensar si quieren hacer otro gran hermano o un programa de cocina.
    Un besillo.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir