Entradas más populares de la semana

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Buscar

La dentista

La dentista

Por el 24 de septiembre de 2017 en Apuntes con No comentarios

La dentista abre la puerta y saluda a regañadientes, ni una sola palabra amable sale de su boca, y mucho menos una sonrisa.

La paciente está un poco nerviosa, no le gustan los dentistas  ¿A quién, le gusta?

Sin apenas mirarla, le indica que se siente, y sin más dilación la dentista comienza a trabajar en su boca, como una mera máquina, que lejos de ser cordial raya la mala educación, careciendo de esa empatía que todos creemos y esperamos que un profesional de la sanidad debería de tener.

No hay amabilidad en su actitud, como tampoco existe una pizca de cortesía, ni un mínimo de sensibilidad; sus maneras son ásperas y secas.

Cierto que no todos los médicos ni todos los dentistas actúan de esa forma, pero a pesar de ello ¿ Quien no ha vivido momentos como este alguna vez? Me pregunto, por qué cuesta tanto ser afable y humano en ocasiones como estas, en las que debería de ser tan fácil, y en las que tanto se agradecería una sonrisa.

Cuento esto, porque es algo que nos ha sucedido recientemente, por lo que he querido hacer hincapié en lo absurdo y triste que es para todos, que alguien elija una profesión equivocadamente, y lo está, aquel que pretende trabajar de cara al público sin gustarle la gente.

Si es así, mas vale dedicarse a mantenerles los dientes a los caballos, a ellos quizá no les importe la mala educación y la poca profesionalidad.

 

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir