Buscar

La  casualidad

La casualidad

Por el 14 de marzo de 2016 en Apuntes con 5 Comentarios

La casualidad fue la culpable, la provocadora, la que les hizo tropezar y encontrarse, mirarse a los ojos y perderse en ellos; ella los situó justo allí, despertando sus ganas y su complicidad.

Poco a poco, minuto a minuto y a golpe de palabras se convirtieron en confidentes, fueron muchas tardes y muchas mañanas riendo, bromeando, relatando, conociéndose; el tiempo siempre era poco, querían más, sus risas, sus ganas y sus sentimientos a flor de piel se iban mezclando y atrapándolos  de forma que sus corazones se comenzaban a enganchar peligrosamente en ese entramado de sensaciones cargadas de pasión que se adueñaban un poco más cada vez, inundando sus días y haciéndolos vulnerables, a la vez que les impedía ver la realidad, una realidad cruda en la que a penas querían pensar.

La casualidad los arrastró a encontrarse, los encuentros se volvieron necesidad y la necesidad se transformó en amor, un amor incomprensible pero de verdad y sobre todo duradero en el tiempo, y a pesar de él.

Pero hoy las mañanas se tiñeron de gris, el color de la ausencia, y en las tardes se hizo el silencio, allí, sus sillas vacías hablan de soledad, porque la necesidad acalló su voces y la pasión se quedó dormida.

Ellos saben que se amarán siempre y que se recordarán eternamente, pero eligieron otro camino, y eso no fue casualidad.

 

Share on Facebook0Share on Google+10Tweet about this on Twitter

5 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. MariaÉ dice:

    Excelente texto, esas casualidades nos enseñan que a veces la vida pasa a nuestro lado y no nos damos cuenta. Cariños

  2. Ese final me ha matado, queda perfecto.

  3. Neus BG dice:

    Muy bonita entrada, yo también soy de las que cree en las casualidades y el destino. Yo también escribo un blog de reflexiones, me encantaría que te pasaras a visitarlo.
    http://mimundoymisideas.blogspot.com.es/

    Un saludo

    Neus

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir