Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Entradas más populares de la semana

Buscar

La buena educación

La buena educación

Por el 28 de abril de 2015 en Apuntes con 1 Comentario

La buena educación.

Soy el camino más acertado para llegar a cualquier sitio sin atajos ni premuras, sin dudas ni preguntas, soy de forma absoluta la necesidad más imperiosa, la solución a casi todos los problemas de convivencia y la respuesta acertada para infinidad de preguntas.

Debería de ser el centro en todos los momentos y circunstancias, lo más importante y necesario, porque a partir de mí, todo es mejor.

Suavizo las palabras aligerando acusaciones, asedo los momentos más ásperos con disculpas bien pronunciadas, hago agradable una estancia aunque comenzara tensa; porque yo soy la madre de la elegancia, de las cosas bien dichas y de una conducta razonablemente clara.

Facilito todos los momentos por muy escabrosos que sean, ya que siempre usaré el tono correcto y la mejor de las entonaciones; conmigo, la convivencia es sencilla, fácil es explicarse en mi presencia, en cambio, difícil es convivir cuando se me ignora

Hago del niño un gran hombre y de la niña una mujer grande, porque desde el minuto uno, colaboro al cien por cien para que los dos lleguen a ser personas completas.

¿Me adivinaste?  Sí, soy la educación, la buena educación, esa que jamás debe de faltar en vuestra mesa  ni en vuestras sobremesas, como tampoco entre conocidos ni extraños, ni siquiera en los debates más encarnizados.

He de estar siempre entre vosotros, ser esa sirena que os marque  la estela a seguir en el  mar incierto de la convivencia; porque  podréis prescindir de muchas cosas, pero desde luego nunca de mí.

Share on Facebook11Share on Google+27Tweet about this on Twitter

1 comentario

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. María dice:

    Completamente de acuerdo. La buena educación nunca debe faltar en ningún sitio. Y cada vez falta en más. Un besillo.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir