Entradas más populares de la semana

Buscar

Ideas desordenadas

Ideas desordenadas

Por el 7 de mayo de 2019 en Apuntes con No comentarios

Ideas desordenadas cargadas de ganas de gritar, voces alzadas para ser oídas, y silencios perfectos que solo pretenden que alguien los escuche.

Las teclas esperan ser tocadas para poder marcar con sus huellas la página en blanco del ordenador, ese que aguarda impaciente contar historias y crear caminos en los que dibujar trazos de vida, fantasías lejanas o líneas torcidas, porque todo tiene un lugar en este espacio infinito.

Ideas desordenadas que tratan la particular manera de entender la vida que cada uno tenemos, las distintas formas de detallarla y las variadas opiniones, que hacen del escribir un mundo grande y sin fronteras.

El camino es abrupto, las noches son largas pero el amanecer es brillante y la puesta del sol, bella; por ello, no dudo que exista entre nosotros muchas cosas en común, bastante mas de las que creemos.

Las personas somos diferentes, pero nuestras almas son muy parecidas; porque cada uno de nosotros somos únicos, marcados por nuestro alrededor y nuestras circunstancias, pero la esencia, esa que permite que rueden lágrimas y afloren sonrisas, esa que arranca suspiros y nos hace temblar de miedo, esa es igual para todos.

Porque no hay nadie que no prefiera la mejor de las sombras en un día de estío, ni el más cálido rayo de sol cuando el frío arrecia.

Todos huimos de la soledad impuesta, siendo más felices cuando nos quieren y mejores personas cuando somos nosotros los que queremos.

Ideas desordenadas, cargadas de esperanza y de ilusión que nos empujan a seguir adelante y a hacernos creer que podemos, al menos, a convencernos que vale la pena intentarlo.

Esto es escribir, dar forma, trazar líneas, borrar puntos y volver a marcarlos, dibujar sin colores y hablar sin voz, y hacerlo todo desde esas ideas  desordenadas, que lograron como por arte de magia atrapar a aquellos que durante unos minutos se enredaron entre nuestros renglones y nos dedicaron una pizca de su tiempo.

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir