Entradas más populares de la semana

Buscar

Gabriel

Gabriel

Por el 13 de marzo de 2018 en Apuntes con No comentarios

Gabriel

Vuela alto pescaíto, y no te pares hasta llegar a las nubes o a colgarte de una estrella, allí donde el aire limpio pueda rozar tu cara inocente, y tu mirada de niño.

Vuela alto pequeño, y sonríe, porque ya nada tienes que temer.

Aletea con fuerza tus alas blancas, y mézclate con la lluvia para acariciar la cara de mamá, que sienta mecerse la copa del árbol más alto, para notar tu presencia.

No te olvides Gabriel regalar a diario tu sonrisa a esa mujer que te dio la vida, y que hoy, daría con gusto la suya por volver a tenerte a su lado.

Vuela alto y no dejes de revolotear cerca de ella, notará tu presencia, y así, podrá mezclar su inmensa pena, con la magia de la esperanza de imaginarte en un lugar mejor.

Ella ha demostrado ser una mujer grande, pero a pesar de todo, hoy has de ayudarla a caminar, porque ha de aprender a hacerlo sin ti, y eso le va a resultar terriblemente duro, pero si nota tu mano agarrando la suya, lo conseguirá.

Vuela alto pescaíto, y no tengas miedo a la bruja mala, porque ella ya no podrá alcanzarte.

 

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir