Entradas más populares de la semana

Buscar

El Pueblo Pitufo, Júzcar

El Pueblo Pitufo, Júzcar

Por el 4 de abril de 2017 en Apuntes con No comentarios

El Pueblo Pitufo, así se conoce a Júzcar, una pequeña localidad de algo más de doscientos habitantes perteneciente a la provincia de Málaga.

Allí, en el Valle del Genal a 25 kilómetros de Ronda y a 625 sobre el nivel del mar nos encontramos con un pueblo que supo decir sí a una proposición nada indecente, y sí muy efectiva, que le sirvió para impulsar su economía y conocer la fama.

Un Pitufo nos da la bienvenida

Júzcar, el reino de los pitufos

Sus vecinos votaron sí para cambiar el color de todas las fachadas del pueblo y convertirlo en el protagonista de la película “Los Pitufos”; todos menos uno que prefirió seguir con el color blanco.

De esta forma y casi de forma automática Júzcar pasó a tener su Gargamel particular.

Son miles los turistas que a lo largo de estos años han visitado sus 175 casas azules, que junto a su escuela, ayuntamiento e iglesia forman el primer “Pueblo Pitufo” del mundo.

Una de las calles del Pueblo Pitufo

Un paseo por las calles del Pueblo de los Pitufos

Júzcar optó por seguir siendo azul, una vez que el rodaje de la película internacionalmente conocida “Los Pitufos”   llegara a su fin, allá por el año 2011; viendo en  esa tonalidad la oportunidad de ser un mirlo azul, entre tantos blancos, algo que lo hizo diferente, despertando la curiosidad de niños y mayores.

Para llegar a Júzcar os recomiendo ir con buen tiempo, aunque la carretera no es mala, sí tiene tramos demasiados estrechos, en los que cuesta imaginar como podrían pasar dos coches a la vez; la solución pasa por pararse el que circula por el interior y dejar pasar a ese que viene por su izquierda.

Un pitufo y una seta

Símbolos de Júzcar

Por cierto, nada me une a Júzcar, aunque pueda parecer otra cosa, solo que me resultó un lugar curioso y divertido para compartir, sobre todo si vais con niños.                                                                                            Nada más llegar llama la atención la bienvenida que nos da el Gran Pitufo que se encuentra en la entrada del pueblo, sus representativa seta y su paisaje azul que contrasta con el colorido del lugar.

Todo ello lo convierte en un lugar agradable y diferente, digno de ser visitado.

 

Share on Facebook7Share on Google+2Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir