Buscar

El Cementerio alegre

El Cementerio alegre

Por el 27 de febrero de 2019 en Apuntes con No comentarios

El Cementerio alegre se encuentra en la ciudad rumana  de Sapantza, una  pequeña localidad de apenas tres mil habitantes, situada a pocos kilómetros de la frontera con Ucrania.

Me llamó tanto la atención y me pareció tan bonito, que he querido compartir con todos vosotros.

Su creador fue un artista local llamado Stan Ioan Patras, un hombre optimista que  creía en la inmortalidad del alma y que quiso convertir la muerte en algo menos lúgubre y dramático, usando para ello epitafios unas veces irónicos y otras cargados de humor negro, que mezclados con una decoración colorista hacen de este cementerio un lugar muy peculiar.

En las cruces, todas hechas en madera de roble están inscritos dichos epitafios, decorados a su vez con originales dibujos referidos a la vida y a la muerte de las personas que reposan en cada tumba.

Aquí os dejo algunos de esos epitafios:

“Aquí descansa mi suegra, si hubiera vivido un año más yo ocuparía su lugar”.

“Señor recíbela con la misma alegría con la que yo te la mando”.

“Ya estás en el paraíso, yo también”.

Estas inscripciones se mezclan con dibujos de colores, dominando sobre todo el azul, con el que quiso representar al cielo, el lugar de destino al que Patras creía que iban las almas.

A su muerte en 1977,  Patras había decorado unas 700 tumbas, todas marcadas con ese estilo propio que lo hizo tan popular y que lo llevó a tener que trabajar por encargo por el exceso de trabajo.

Ha sido su discípulo Dumitru Pop, conocido por “Tincu” el que le sucedió después de morir,  trabajando siempre fiel a su estilo.

En el centro del Cementerio alegre se encuentra la también colorida iglesia, la única construcción que junto a los alargados cipreses puede divisarse desde fuera del recinto.

Es un camposanto singular y diferente a todos, que fue declarado Patrimonio Unesco, y que recibe  anualmente 200.000 visitantes.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir