Entradas más populares de la semana

Buscar

El barco del arroz

El barco del arroz

Por el 28 de diciembre de 2015 en Apuntes con No comentarios

El barco del arroz, ese trozo de chatarra que un día fue nave, sin esperarlo se convirtió en el testigo mudo de nuestro pesar cuando hace ya más de un mes, mezclado con nuestros recuerdos y tu ausencia te dejamos allí, balanceándote por el vaivén de las olas y salpicado por la espuma blanca.

Aquella mañana durante unas horas enmudecieron nuestras palabras para dejar que gritaran con fuerza nuestra memoria y nuestro corazón, y lo hicieron en silencio, distraídos por no comprender  ¡ Cómo era posible, que estuviéramos allí sin ti !

Tú, que estuviste casi siempre ligado a nuestra juventud, mezclando sonrisas y buenos instantes, cómo hacernos a la idea de que ya no estés entre nosotros, cómo admitir que tu imagen de la noche a la mañana, se quedara en nuestras pupilas, azul y transparente.

Allí donde no hay caminos, si no estelas, donde el agua todo lo disipa y el sol incansable hace que brillen estrellas blancas a plena luz del día, en ese lugar remoto donde quiera que llegue tu esencia, ahí te dejamos, en silencio y sin poder apartar la mirada de ese trozo de mar, que en tan solo unos minutos se convirtió en inmenso.

Ahora que el viejo año prepara sus últimos suspiros  y el nuevo su entrada triunfal, no podemos dejar de brindar una vez más por ti, por el primo Antonio, nuestro amigo de siempre.

 

Share on Facebook18Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir