Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Entradas más populares de la semana

Buscar

Carta a Dios

Carta a Dios

Por el 23 de junio de 2016 en Apuntes con 4 Comentarios

Querido Dios:

Cuando era chica me hablaron mucho de ti, me contaban lo bueno que eras, todo lo que nos amabas, me enseñaron tu doctrina, tuve que aprender tu vida, tu historia y tus milagros, además me inculcaron o al menos lo intentaron, que debía de obedecerte y amarte, porque de no ser así me castigarías, para eso estaba el infierno.

Sabes Dios, los años han pasado y cada vez entiendo menos todo eso que aprendí.

Ya se que tendrás muchas cosas que hacer, pero hoy, lejos de aquel colegio en el que me enseñaron que eras nuestro Padre, un padre bueno y generoso, hoy que soy madre y que se lo que es querer por encima de todo, lo siento, pero no encuentro una explicación a toda esta calamidad que nos rodea y de la que Tú eres consentidor.

Porque no puedo olvidar que en algún versículo de la Biblia se dice que ni una sola pluma se le caerá a un pájaro sin que tú lo permitas.

Te pido perdón por mi  insolencia, pero de verdad que no te comprendo, yo solo se que jamás dejaría que mis hijos sufrieran, si en mis manos estuviera remediarlo, y desde luego, jamás crearía un infierno para castigarlos, sobre todo para aquellos que fueran las víctimas.

Por eso, a más lo pienso menos  comprendo que siendo Tú, Todopoderoso, consientas el sufrimiento de tantos inocentes, tanto niño que no pidió nacer, tanta mujer violada, tantas guerras sin sentido, tantas enfermedades, hambre, miseria… tanto sufrimiento. ¿ Cómo permites que paguen casi siempre justos por pecadores?

¿Por qué dejas que la salud y la dignidad de mucha gente pase por las manos ambiciosas de unos cuantos, y no haces nada para remediarlo? ¿ Por qué dejas que esta vida sea un infierno para unos, mientras otros se nombran sus dueños?

A veces Dios, me planteo una gran duda que me lleva a preguntarme, ¿ será que no eres Todopoderoso?

Y sabes algo, lo cierto es que preferiría creer que no está en tus manos solucionar los problemas de este mundo, ni los intrínsecos ni los adquiridos, y que sufres por ello, porque si no es así, te prometo Dios que no logro entenderte.

Share on Facebook6Share on Google+6Tweet about this on Twitter

4 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Mi querida Pilar: estoy convencida de que Dios es puro pensamiento y que el sentimiento es una herramienta humana que hemos decidido desechar. El desafío es volver a empuñarla para hacer un mundo mejor.
    Gran abrazo

  2. Belferith dice:

    Eso es lo que pienso muchas veces, tendría más sentido y sería más entendible que dios de echo no es todopoderoso en lugar de que simplemente ignore tantas cosas que le suceden a los humanos.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir