Buscar

Así fue…

Así fue…

Por el 10 de septiembre de 2019 en Apuntes con No comentarios

Así fue como de pronto se sintió sola, naciendo dentro de ella la necesidad de gritar, pero no podía hacerlo.

Deseó poder volar alto, muy alto, a ese lugar en el que el aire enfriara su piel, diera luz a sus pensamientos, y si fuera posible congelara sus sueños.

Pero nada de eso fue posible, y siguió allí, unas veces persiguiendo a la noche, y otras dejándose perseguir.

Sin demasiado empeño amontonó atardeceres, derrochó sonrisas e inventó mañanas, y de esa forma se creó una vida cuajada de estrellas lejanas, y quimeras extrañas.

Así fue como inmóvil, entre marañas de recuerdos amarillos y besos imposibles, mezcló las ganas con el deseo, y lloró por el olvido que no llegaba, mezclando sonrisas, lágrimas y amaneceres. Pero ya sin esperanza.

Así fue…. como se inventó, mañanas amarillas y azules tardes

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir