Entradas más populares de la semana

Buscar

Apaga y vámonos, origen de la expresión

Apaga y vámonos, origen de la expresión

Por el 5 de febrero de 2016 en Apuntes con 5 Comentarios

“Apaga y vámonos” una expresión popular que aunque su origen se encuentra en las iglesias, cuando el sacerdote le decía al monaguillo apaga las luces y las velas y vámonos, también tiene una curiosa historia, situada en el pueblo de Petris, Granada.

Parece ser que una vez  en ese lugar existieron dos clérigos que  querían lograr la plaza de capellán, para ello decidieron hacer una apuesta, quien hiciera una Misa en menos tiempo ganaría dicha plaza.

Una tarde se  dispusieron a llevar a cabo la apuesta, así, cuando estuvo todo preparado para comenzar, uno de los clérigos según se iba acercando al altar  dijo la frase “Ite, Missa est” esta era la frase dicha en latín que decía el sacerdote antes de dar la bendición final; el otro, sin inmutarse y decidido a ganar la apuesta, miró al monaguillo que sujetaba la vela y le dijo ¡Apaga y vámonos! que ya está dicha la Misa.

Nadie tuvo duda de quien de los dos había dicho una Misa en menos tiempo.

De esta manera ha llegado la expresión hasta nuestros días, para usarla cuando queremos indicar que algo terminó o que llegó a su fin.

 

 

Share on Facebook10Share on Google+0Tweet about this on Twitter

5 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Marijose dice:

    Me encanta, no conocía el origen

  2. Mamen Piriz García dice:

    No conocía el origen de esa expresión, muchas gracias

  3. Mi alma curiosa agradece estos bocadillos de sorpresa que suele regalarnos Pila Serrano de manera tan simple y sin pudores.
    Abrazote.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir