Contactar

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Buscar

Alicia, la bebé asesinada

Alicia, la bebé asesinada

Por el 27 de enero de 2016 en Apuntes con 2 Comentarios

Alicia, tengo la sensación de que tu estrella, si es que naciste con alguna, te alumbró poco y mal, y así has acabado, ultrajada y asesinada, tirada por una ventana como si de una pelota te trataras.

Mil perdones pequeña por tanto horror vivido, somos muchos los que no salimos de nuestro espanto al saberte muerta, mancillado tu pequeño cuerpo, roto, desarmado y tirado a la calle como un muñeco de trapo, solamente porque alguien por locura o maldad quiso que fuera así.

Pensar en ti provoca que una bola de miedo y asco nos suba por la garganta, dejándonos el sabor más amargo que nunca pudimos imaginar, sabor a impotencia, a no saber qué hacer ni si se podría haber hecho algo para evitar la tragedia.

Ahora, estudiarán y observarán a tu asesino, luego diagnosticarán su mente, y quizá dentro de unos años alguien podrá ver a un hombre, tal vez infeliz e incluso mortificado por su conciencia, pero con vida; en cambio tú, solamente serás historia, peor aún, ni siquiera eso, porque tu existencia terminó antes de empezar.

De nuevo te pido perdón Alicia, porque el mundo no supo cuidarte, ni tu madre protegerte lo suficiente, de esta forma, aquí se acaba tu efímero camino, un camino de tan solo diecisiete meses…

¡ Pobre Alicia !

– Descansa en paz  pequeña –

Quizá en el último minuto, tu estrella se apiadó de ti y decidió llevarte a un lugar mejor que esta vida en la que te tocó vivir.

 

Share on Facebook0Share on Google+83Tweet about this on Twitter

2 Comentarios

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Marijose dice:

    Horrendo, y como bien dices, obra del mundo en que vivimos, que a veces no sabemos protegerlos…. tengo constancia de ello por desgracia. Gracias por levantar tu voz.

  2. Julia C. dice:

    Terrible historia, por cruel y por ser verídica.

    Un texto lleno de solidaridad, horror y tristeza al que me sumo, Pilar. Gracias por haber escrito lo que tantos pensamos.

    Un saludo!!

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir